www.granautos.com.co
Granautos peritaje bogota

Comprar un Carro Siniestro o de Salvamento: ¿Buena Idea o Riesgo Innecesario?

El mercado de automóviles usados no solo en Colombia, sino en toda la región, ocupa una mayor parte que los vehículos nuevos. Por eso, la demanda de unidades de modelos anteriores suele ser más alta con los años. Un fenómeno en la actualidad son los mal llamados «siniestros»

En las aseguradoras, cualquier incidente que se reporte es llamado siniestro, desde el robo de un espejo hasta una colisión fuerte con heridos o muertos. Pero para centrarnos en los carros que son dados pérdida total y luego vendidos, vamos a hablar de una figura que se llama pérdida total por daños y otra que es pérdida total por hurto.

Por lo general, a la hora de comprar un vehículo usado, nuestros padres y abuelos siempre nos mostraban preocupación por las partes mecánicas, como el motor, la caja y la suspensión.

Ahora bien, la mayoría de los carros que son declarados pérdida total por la aseguradora tienen unos daños cuyas reparaciones incluso duplican el valor del mismo carro nuevo. Estos carros son desmatriculados y se disponen de los pocos repuestos que queden. Pero hay otros carros que, aunque para la aseguradora el daño es muy costoso, son vendidos en el estado en que quedaron y subastados a nuevos compradores, quienes se encargan de volverlos a vender así o de arreglarlos y ponerlos nuevamente en venta. Por eso, cuando vemos un carro que el vendedor dice que tiene un reporte de mayor cuantía, es salvamento o es de aseguradora, se refiere a uno de estos carros arreglados, es decir, carros estrellados, volcados, inundados, incendiados, entre otros. Por otro lado, también ocurre lo mismo con los carros que son recuperados de hurto. Estos carros también son puestos en subastas y vendidos nuevamente de manera legal por la aseguradora.

En mi caso, sugiero no hacerlo a menos que el precio de venta esté al menos a un 40% del valor comercial del mismo vehículo. ¿Por qué? Es muy sencillo. Si la aseguradora no quiso arreglarlo, es porque el daño afectó la estructura, es decir, que como explicamos antes, no es para nada recomendable repararla y ya sería un carro inseguro que no tiene la misma capacidad de resistir otro daño o golpe, y por ende, puede ser peligroso en caso de otro siniestro. Otro dispositivo que no tiene arreglo, aunque sí reemplazo, son las bolsas de aire o airbag. Estas se pueden reemplazar, pero son muy costosas. Por eso, la mayoría de las personas que arreglan estos carros sellan las salidas del airbag y ponen resistencias que engañan al computador del carro haciéndole creer que tiene los airbags instalados y listos para activarse en caso de un choque. Eso es falso y el carro ya no contaría con este sistema de seguridad pasiva.

Otro inconveniente es la reventa del vehículo, ya que en la mayoría de los casos un carro de estos no vuelve a ser asegurable o, si lo aseguran, le cobran una póliza más cara que a un vehículo que no sea salvamento y que esté asegurado por un valor menor según su precio Fasecolda. La mayoría de las personas buscan vehículos asegurables y sin problemas de estructura. Esto lleva a que el precio sea lo suficientemente menor como para tentar a alguien y que termine comprándolo, aunque sepa de sus antecedentes de aseguradora.

Si, por el contrario, el carro no sufrió una estrellada, sino que solo fue hurtado y recuperado, tenemos un vehículo muy probablemente bueno en cuanto a su estructura, sin daños importantes, pero muchas veces con los números de chasis o motor regrabados. En la mayoría de los casos, estos carros deben ser rematriculados para poder volver a circular por las vías. Muchas veces, son detenidos por la policía para verificar sus números, y ese procedimiento puede tomar mucho tiempo, lo cual resulta molesto si se prevé que suceda con bastante probabilidad. A eso se le suma el tema de la reventa.

En resumen, no compren vehículos que hayan sido declarados pérdida total, ya sea por hurto o por daños. Comprar un carro de estos sin un conocimiento profundo de las partes intervenidas y de los arreglos que se hayan realizado puede ser un dolor de cabeza. Recuerden que estos carros estuvieron abandonados durante mucho tiempo, expuestos al sol y al agua, arreglados con partes de otros carros y, como decimos vulgarmente, remendados para que sea rentable comprarlos dañados y luego ponerlos en venta.

Keywords: Comprar carro siniestro, Carro de salvamento, Compra de vehículos accidentados, Ventajas y desventajas carro, siniestro, Restauración de autos siniestrados, Riesgos de comprar carro de salvamento, Historial de accidentes en carros usados, Inversión en carros siniestros, Legalidad de carros de salvamento, Evaluación de carros recuperados.

Copyright © 2022. Todos los derechos reservados para Granautos.